Bioparc Valencia

El futuro del zoológico y el Parque de Atracciones de Valencia

El parque reserva 20.000 m2 para fauna de América y Asia

El nuevo zoo se ubica en el Parque de Cabecera del Jardín del Turia, un río verde de 11 kilómetros de longitud que recorre de oeste a este la ciudad.

H.G VALENCIA El zoo, el parque de atracciones (pendiente de ejecución) y el aparcamiento son los tres elementos de gestión privada del Parque de Cabecera, una zona verde de 200.000 metros cuadrados. El Ayuntamiento de Valencia se encargó de la parte pública, la zona boscosa y el lago. El Bioparc tiene una superficie de 100.000 metros cuadrados, de los que en la primera fase de construcción del zoo se han utilizado 80.000 m2. El resto del terreno se reserva para futuras ampliaciones del parque zoológico. La idea de la empresa concesionaria, Rain Forest, es destinar esa zona a la fauna de Asia y América.

El coste del zoo se ha triplicado

La empresa concesionaria, que anunció que el parque de atracciones se dedicaría a una civilización antigua, posiblemente China, y que incluiría un hábitat de alta montaña con los llamativos osos panda, ha dejado de momento este proyecto en un segundo plano para centrar esfuerzos en sacar adelante el zoológico, en el que se han invertido 60 millones de euros, el triple de lo que estaba previsto inicialmente. El propio presidente de Rain Forest, José Maldonado, explicó hace unas semanas que su empresa, especializada en el diseño y gestión de zoológicos, no estaba en estos momentos en condiciones de afrontar un nuevo proyecto de la envergadura del parque de atracciones.

Antes de plantear la posibilidad de destinar el parque de atracciones a recrear una civilización antigua, Rain Forest presentó en mayo de 2004 una propuesta de parque de atracciones acuático que no se ha desarrollado. En origen el parque de atracciones debía ser la zona de ubicación fermanente de los feriantes, que andan de uno a otro emplaamiento. Esta idea, junto con la creación del Museo de la Fifa, un proyecto para el que se reservaron 8.000 metros cuadrados, parecen haber decaído con el tiempo.

La empresa también anunció la construcción de una noria de grandes dimensiones, similar al famoso London Eye, que de momento tampoco se ha desarrollado.